Organización

El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido medio triunfo.

-Miguel de Cervantes

Comenzamos !

En casa, el dia Jueves es un buen día para empezar con la organización de nuestro menú.  No hablamos de tenerlo todo fríamente calculado,  sólo de hacer una estimación de lo que nos apetece desayunarcomer, merendar o cenar.

Quizás podamos adelantar algo de la compra semanal y no pasar un rato amargo en la cola del súper. RECOMENDACIÓN si podéis evitar ir de compras los fines de semana mucho mejor,  un disgusto que nos ahorramos.

1: ¿Que tenemos en casa?

 

Revisaremos la despensa (cereales, legumbres, conservas, especias, pasta, frutos secos.etc) la nevera (productos lácteos, bebidas, embutido, verduras, carnes, frutas..etc) y  el congelador (Quizás comidas que han sobrado, carnes congeladas, verduras etc…) Con esta pequeña y básica revisión aprovechamos al 100 x 100 todos los productos. Evitamos que se caduquen, que se pongan malas las verduras y luego tengamos que tirarlas.

 

 

2 – ¿Qué cocinar para la semana? Diseña tu menú, ponte creativo.

Realizar un menú a base de la cultura de aprovechamiento, utilizando los ingredientes y productos  que quedan en casa.

No es muy complicado, simplemente tienes que mirar la lista anterior (1) e imaginar recetas o platos que puedan contener estos ingredientes,  los que falten para completar el menú serán nuestros productos necesarios.

Dónde está la clave???  En la organización y la metodología para diseñar las comidas.

Podemos buscar recetas nuevas, en revistas, libros, Instagram, Pinterest, visita nuestra sección de recetas o inventa con las recetas de las madres y abuelas. Vamos que por ideas no os quedareis cortos.

 

organizacionEl siguiente paso es usar un calendario semanal que podéis diseñar o descargar de internet. Cuando llevéis unas semanas veréis que tal os estáis alimentando.
Podéis ajustar las cantidades, los tipos de comida que se repiten, o añadir aquellos alimentos importantes que no consideramos en nuestro menú.

 

3- ¿Que nos falta? Compra inteligente.

Una vez utilizados aquellos ingredientes que aun quedaban de la compra anterior, y con la idea definida de los platos a preparar, nos aventuramos a diseñar una lista de la compra en función de las recetas o platos planificados (2) y veréis cómo se va haciendo más pequeña la lista de la compra.

Nuestra reflexión:

Es cierto que los cambios y los hábitos cuestan por igual. Cuando planteamos este tema, vimos con claridad que nuestro objetivo era ganar y no perder. Ganar en bienestar, salud y felicidad.  Nosotros lo hemos intentado y estamos muy orgullosos del resultado.

Queremos aclarar que no realizamos ningún tipo de dieta, tenemos como objetivo común: alimentarnos de una forma saludable. 

 

Sabías que, una dieta equilibrada nos permite desarrollar todo nuestro potencial como individuos, tanto en el trabajo como en la vida personal.  -Veritas Nº77